Tu negocio

Cuatro aspectos a considerar si aún no emites comprobantes electrónicos

Considerando las disposiciones de la SUNAT, es recomendable que las compañías realicen la migración de forma anticipada.

Con el inicio del 2018, más de 90 mil empresas deberán adoptar el sistema de facturación electrónica, incluyendo las que al cierre del 2017 presentaron ingresos de 150 UIT o más, y a todas las nuevas empresas que se formen.

>LEE: ¿Cómo elegir un buen operador de facturación electrónica?

Considerando las disposiciones de la SUNAT, es recomendable que las compañías realicen la migración de forma anticipada. Verónica Velazco, jefa de Efact Sistema Integrado, producto que brinda Efact,  Proveedor de Servicios Electrónicos (PSE) autorizado por la SUNAT, afirma que los procedimientos son rápidos y seguros.

“Hoy una MIPYME se puede convertir en emisor electrónico en menos de un día”, señala Velazco. “En el caso de las grandes empresas, existen algunas variables que se deben tomar en consideración, como contar con un sistema de facturación (ERP) que puede hacer que una empresa deba preparar sus sistemas para emitir comprobantes electrónicos, haciendo que la transición demore un poco más”, agrega. 

La ejecutiva dio a conocer la información que deben conocer aquellos que aún no emiten sus comprobantes de pago de manera electrónica:

1. Sistema de emisión

Existen dos sistemas para la emisión de los comprobantes de pago, una de envío directo a la SUNAT y la otra por medio de un Operador de Servicios Electrónicos, estos últimos facultados por el ente regulador para realizar la comprobación de los comprobantes

2. Proveedor autorizado

Lo recomendable es que las empresas busquen un proveedor autorizado por la SUNAT para brindar el servicio de facturación electrónica. Se debe considerar que el proveedor brinde una solución capaz de llegar y atender a todos, tanto emisor como adquiriente. Además, que ofrezca productos a la medida de cada empresa y de las necesidades que tengan; que no obliguen a gastar en equipos adicionales para la implementación, como software o servidores; y que dé soporte y confianza de que el proceso de transición e implementación de la facturación sea seguro y sencillo.

3. Comprobantes de pago impresos

Si una empresa designada como emisor electrónico emite un comprobante de pago en formato impreso para una operación por la que está obligado a emitir un comprobante electrónico, dicho documento no tendrá validez, salvo que dicho incumplimiento se origine en un evento no imputable al contribuyente.

4. Costos bajos

Existen soluciones que dependiendo de la cantidad de la emisión mensual de comprobantes, ésta puede ser gratuita para una MIPYME. En el caso de las medianas y grandes, los precios que pagan en general en el mercado, están en el rango USD 0.002 a USD 0.02 por comprobante emitido.

>LEE: SUNAT: ¿Cómo obtener el RUC?