Tu negocio

Cuatro estrategias para que tu negocio no fracase

Minimiza los riesgos para tu negocio con los siguientes consejos.

Comparte

Publicado 12 de Marzo

Foto referencial:  Freepik
Foto referencial: Freepik

El sueño de toda persona emprendedora es triunfar con su producto o servicio. Sin embargo, no es un camino fácil, ya que es necesario dominar una serie de factores para alcanzar los objetivos que se han fijado.

>LEE: Incubadora PQS: Conoce los emprendimientos impulsados por mujeres

Presta atención a estos consejos, que quienes buscan el éxito deben considerar para desarrollar alternativas que les permitan crecer y satisfacer las necesidades de sus clientes:

1. Conoce al consumidor

Sea cual sea el negocio que emprendas es necesario preguntarle al cliente qué le gusta o qué no le gusta. Solo así podrás modificar tus planes y orientación de ser necesario.
Además, un emprendedor debe estar dispuesto a entender los cambios del mercado, adaptar precios o dar de baja un producto. Este tipo de cosas se pueden hacer solamente sabiendo las preferencias del público.

2. Conoce a la competencia

Cada mes aparecen nuevas empresas y la persona emprendedora debe conocerlas, en especial a las que ofrecen un producto o servicio similar al suyo. Hay que reconocer los aciertos de estos negocios, apuntar sus errores y adaptarse a la competencia que ofrecen.

Si hay una competencia sana los estándares de calidad subirán. Con la competencia, los consumidores ganan y los emprendedores se verán obligados a mantener una posición interesante ante los ojos de la audiencia para “conquistar” al cliente.

3. No te duermas en tus laureles

Un emprendedor podría estancarse, si es que se confía al momento de llegar a un momento de relativo éxito. Si se duerme en sus laureles podría perder el interés de arriesgar y abrir las puertas a nuevas posibilidades.

4. No pienses únicamente en el corto plazo

Esta es, probablemente, la mayor causa de fracaso en las empresas. Un proyecto que se centre exclusivamente en el “aquí y ahora” sencillamente no tiene futuro. Siempre planea teniendo en cuenta que el mercado puede cambiar, pueden surgir nuevas herramientas o eventualidades.

>LEE: Infografía: diez hábitos de los emprededores felices y exitosos