Tu negocio

Claves para definir el precio de tu producto o servicio

El precio de tu producto debe cubrir los costos de la materia prima, insumos, la mano de obra, tecnología, alquiler de local, arbitrios, mantenimiento de equipos, sueldos, entre otros factores. ¡Descúbrelos s a continuación! 

Comparte

Publicado 16 de Junio

Lector, precio es la valoración de un bien o servicio acordada entre el consumidor que lo requiere y el proveedor que lo oferta. Definir precios no debe ser tomado a la ligera, pues hay una serie de constantes que un empresario debe tener en cuenta.

>LEE: Caso práctico: ¿Cómo determinar el precio de un producto?

Por lo general, el vendedor ofrece un bien o servicio a un determinado precio y el consumidor responde de forma positiva, neutra o negativa a esta propuesta. Por ejemplo, el plato de ceviche se ofrece a S/ 15, pero los consumidores solo están dispuestos a pagar S/ 10.

A continuación analicemos qué factores debes tener en cuenta para fijar el precio de tu producto o servicio: 

1. Costos y margen de ganancia

Dependiendo del tipo de estrategia que sigas, el precio de tu producto debe cubrir los costos de la materia prima, insumos, la mano de obra, tecnología, alquiler de local, arbitrios, mantenimiento de equipos, sueldos, entre otros factores utilizados en su elaboración.

Recuerda que la diferencia entre lo que paga el usuario o consumidor final y lo que costó el producto, representa el margen de ganancia del productor.

2. El tipo de producto

Si se trata de un producto de primera necesidad (por ejemplo, alimentos) o suntuario (joyas, accesorios), tiene complementos y/o sustitutos. Por ejemplo:

  • Si sube el precio del pollo, su demanda no retrocedería significativamente porque es un producto básico en la canasta familiar.
  • Si sube el precio de la mantequilla, la demanda se reducirá porque las personas preferirán consumir mermelada.
  • Si baja el precio de los sánguches, aumentará la demanda de este producto y de las gaseosas, porque son complementarios.
  • Si sube el precio de las entradas al teatro, se reduciría significativamente su demanda, porque no es un servicio prioritario.

3. El segmento de mercado al que te diriges

Tiene que ver con el nivel socioeconómico de los consumidores (ingresos, educación, trabajo) y la frecuencia y circunstancias de su compra y/o consumo (en el hogar, fuera del hogar, por ejemplo).

4. Antecedentes

¿Con qué frecuencia han variado los precios anteriormente y cómo han reaccionado los consumidores? ¿Cuál fue el comportamiento de la demanda?

5. Posicionamiento

¿Cuál es la valoración que le dan los consumidores respecto al producto que se está ofreciendo? Por ejemplo, si suben los precios de la educación privada (pensiones), la demanda del servicio no se reducirá tanto en aquellas universidades altamente reconocidas por su nivel educativo, dada la imagen y el prestigio de esas organizaciones. La gente valora el servicio y estaría dispuesta a sacrificar otros gastos, más no este.

6. La competencia

¿Los precios sugeridos del producto están por encima o debajo de lo que está ofertando los otros competidores? Esta estrategia es muy común pero debe analizarse todos los días pues los competidores mueven diariamente sus precios.

>LEE: Caso práctico: Así se crea un producto innovador