Tu negocio

Conoce cuáles son las diferencias entre Persona Natural y Persona Jurídica

¿Sabes cuáles son las ventajas y desventajas de inscribirte como Persona Natural o Persona Jurídica? Acá te lo contamos. 

Te contamos que si quieres abrir un negocio puedes hacerlo como Persona Natural o como Persona Jurídica y por eso debes elegir una de ellas. Ambas opciones tienen ventajas y también son distintas entre sí. ¡Conoce sus diferencias!

>LEE: Para emprendedores: ¿Dónde ubico mi negocio?

Como Persona Natural puedes ejercer cualquier actividad económica, ser el conductor de tu propio negocio y el responsable por el mismo. Una Persona Natural actúa a título personal.

Como Persona Jurídica no actúas tú a título personal, sino como una entidad (empresa) que como tal tiene derechos y obligaciones, puede suscribir contratos y ser representada judicial y extrajudicialmente. Una Persona Jurídica actúa a través de sus representantes legales.

Para abrir un negocio formal bajo cualquiera de estas dos formas (persona natural o jurídica), es necesario registrarse ante SUNAT y hacer lo siguiente:

La Persona Natural con negocio

Es válido si decides formar un negocio solo, asumiendo a título personal todos sus derechos y obligaciones. Puedes usar esta figura en negocios comerciales (bodegas, restaurantes, librerías, etcétera).

En este caso la formalización es más sencilla porque no requieres hacer una minuta, es más barato, llevas menos libros contables y puedes acogerte a regímenes tributarios más favorables. Además, si el negocio va mal puedes cambiar de giro o cancelar la empresa.

Es cierto que las desventajas de esto radican en que no sueles tener socios, por lo que tu responsabilidad del capital y de las deudas y bienes con tu negocio es ilimitada y tienes menos chance de conseguir buenos créditos financieros.

La Persona Jurídica con negocio

Esta alternativa es más compleja y más común cuando se trata de crear empresas grandes. Es creada por una o más personas naturales o jurídicas y al crear una de estas la responsabilidad no cae en tu nombre, sino en el de la empresa.

Esta figura tiene varias ventajas: la responsabilidad de la empresa es limitada, lo que quiere decir que si la empresa genera una deuda que luego no puede pagar, el dinero no saldrá de tu bolsillo, sino del patrimonio del negocio.

Con una persona jurídica tienes mayor disponibilidad de capital, pues no aportarás al negocio tú solo y aumentas tus posibilidades de acceder a préstamos bancarios a menores tasas, además de poder postular como proveedor del Estado.

Es cierto que constituirla es más complejo y que el cambio de giro o la liquidación son más complicados; pero es bueno que evalúes, según tu tipo de negocio, cuál de las figuras te conviene más.

¿Cuántos tipos de Persona Jurídica existen?

Para constituir una Persona Jurídica existen cuatro formas de organización empresarial: Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (E.I.R.L), Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada (S.R.L), Sociedad Anónima Cerrada (S.A.C.) Sociedad Anónima (S.A.).

A continuación te dejamos un video de MEP explicándote cómo tienes que hacer para inscribirte en cualquiera de estas dos modalidades:

>LEE: Finanzas para emprendedores: ¿Cómo abrir tu propio negocio?

Diferencia entre persona natural y persona jurídica
Diferencia entre persona natural y persona jurídica Diferencia entre persona natural y persona jurídica