Tu negocio

Aprende a elegir el crédito correcto para abastecer tu negocio

Acceder a créditos es clave para los emprendedores que buscan progresar. ¡Descubre las alternativas que tienes a tu disposición!

Comparte

Publicado 13 de Marzo

Después de tanto esfuerzo, el sueño del negocio propio ya es una realidad. Ahora tu preocupación se centra en cómo mantenerlo siempre abastecido para que tu clientela no se vaya a otro local.

>LEE: ¿Cuántos tipos de clientes existen y cómo deben ser atendidos?

Si aún no te decides por qué tipo de crédito optar, el Consultorio Financiero de Mibanco te explica qué opciones existen para que tomes la decisión más acertada:

Préstamos de entidades financieras

Según la entidad que elijas, te harán una evaluación para determinar si puedes pagar el dinero solicitado. Dependiendo de cada una, te pedirán toda la información relevante a tu negocio.

Préstamos para capital de trabajo

Están dirigidos a empresarios y empresarias de la micro y pequeña empresa (persona natural o jurídica) para atender la necesidad de financiamiento de mercaderías, materias primas, insumos o materiales. Este tipo de créditos permite que las empresas tengan liquidez para atender sus necesidades diarias.

Créditos para negocios

Es un respaldo para que los emprendedores puedan cumplir sus proyectos empresariales. Aquí se evalúa si el negocio rendirá para cumplir con el pago de las cuotas establecidas. Este tipo de préstamos se da en montos fijos y con pagos mensuales que te permitirán atender tus necesidades financieras.

Microcréditos

Son préstamos pequeños que se hacen a una persona o a un grupo de personas para que desarrollen algún proyecto. Si vas a montar un pequeño negocio como un restaurante o tienda que no requiere de mucho capital, es una buena alternativa.

Línea de crédito

Es una modalidad de crédito directo y/o indirecto con monto y plazo determinado, que es otorgada como máximo por un año y se renueva cuando el cliente lo solicita. Está orientada a los emprendedores que tienen su micro y pequeña empresa para incrementar su capital de trabajo, activo fijo, consumo o hasta la compra de su deuda. El dinero no es entregado al inicio de la operación, sino que se dispone de él según las necesidades.

Préstamos subvencionados

Es cuando otra persona o entidad asume el pago de los intereses que se puedan generar a causa del préstamo que solicitaste. Si pides un crédito, el tipo de interés será inferior al del mercado, esto con el propósito de fomentar el desarrollo de tu negocio, pero el pago de las cuotas lo ven otros.

>LEE: Genera más ventas con las 4P del marketing