La historia de Hugo Rodríguez, el chiclayano que le gusta crear historias

Un joven, intrépido, soñador y convencido de su talento; así es Hugo Rodríguez, un chiclayano que a sus 27 años ha logrado publicar su primera novela, además de participar de la Feria Internacional de Libro.

Cuenta que una vez, sus amigos lo encerraron para que termine de redactar una historia, pues los había dejado con la intriga. (Foto: Hugo Rodríguez)
Cuenta que una vez, sus amigos lo encerraron para que termine de redactar una historia, pues los había dejado con la intriga. (Foto: Hugo Rodríguez) Cuenta que una vez, sus amigos lo encerraron para que termine de redactar una historia, pues los había dejado con la intriga. (Foto: Hugo Rodríguez)

El colegio suele ser el lugar donde los niños desarrollan múltiples talentos. Algunos se inclinan por la música, otros por el deporte y unos cuantos por crear historias. Hugo Rodríguez es de estos últimos, pues desde pequeño encontró una fascinación en las letras.

Transcurría el año 2006, época en la que Hugo se encontraba cursando la secundaria, cuando su profesor le dejó como tarea redactar un diálogo para una clase de literatura. Ese fue el punto de partida para lo que sería su primer emprendimiento literario “Marina y el secreto familiar”.

>LEE: Que salte el emprendimiento con ´Crickrack´

“Recuerdo que una vez, cuando ya estaba en el instituto y algunos de mis amigos iban leyendo lo que escribía, fui encerrado en un salón por mis compañeros para que continúe escribiendo la historia de Marina, pues había llegado a tal punto de suspenso que ellos querían saber qué era lo que seguía”, cuenta.

Ya en 2011, una prima de Hugo lo animó a participar del premio Copé con “Marina y el secreto familiar”, pero dado que el joven escritor había pensado hacer una secuela de seis libros más con esta novela, desistió. De haber sido premiado hubiera perdido los derechos para publicaciones antológicas por tiempo límite.

Es así que Hugo decide escribir “Juan  Manuel y la llave del poder”, la historia de un niño huérfano de siete años que iría descubriendo sus poderes debido a una misteriosa llave. Sin embargo, cuando llegó al octavo capítulo, en lugar de presentar su historia al mismo concurso, decidió tentar suerte presentándolo a editoriales para que pueda ser publicado.

>LEE: ¡"La Proa" de la sazón!

“Terminé la historia de Juan Manuel el año pasado y se la di a algunos familiares y amigos para que me dieran sus opiniones. Recibí en general buenas críticas, así que me arriesgué a enviarlo a las editoriales”, señala.

Hugo se contactó con muchas editoriales, entre grandes e independientes, que le cerró las puertas. La respuesta de las editoriales más renombradas fue que no publicaban a autores peruanos, a no ser que ya sean consagrados o mediáticos, mientras que las editoriales independientes le pidieron que él mismo costee el monto de la impresión de sus libros. Finalmente, tuvo la oportunidad de contactarse con Bruño, editorial que no tuvo reparos en publicar su historia.

“Me siento feliz que hayan editoriales como Bruño, pues no me preguntaron mi edad ni experiencia y se arriesgaron a leer mi historia”, narra Hugo, quien gracias a su libro pudo participar en la Feria Internacional del Libro, cuya presentación la hizo el director artístico de Nubeluz, Joaquín Vargas.

>LEE: MIDHCO Distribuciones: ¡Un destino hecho desde arriba!

“Yo sé que Dios nos manda a todos con una capacidad y creo que mi gran talento es crear historias. Más que un escritor, yo soy un creador de historias, porque me llevo mal con el punto y coma y la conjugación de los verbos”, señala.

Actualmente, Hugo viene trabajando en nuevos proyectos literarios como “El ejército de sol”, novela cuyo lanzamiento planea hacerlo el otro año. Asimismo, tiene pensado incursionar en el género de la novela romántica, ya que varias personas le han solicitado que escriba un libro de ese corte.

“Soy consciente que es difícil vivir de los libros, hay que escribir mucho y tener varias vitrinas, pero tengo la convicción de que la perseverancia y dedicación lo son todo. Yo les diría a los jóvenes que se lancen, que busquen, toquen puertas porque tarde o temprano se les dará”, finalizó.

 

Lee también:

Autor

Javier Onofre Bances, corresponsal de Chiclayo