Pulso Tributario

¿Revisarán tus redes? Esta es la verdad de SUNAT en Facebook

Un contribuyente informado vale por dos, así que no te pierdas este artículo. 

Comparte

Publicado 25 de Abril

Como abogado investigador en temas empresariales y tributarios quiero contarte la verdad sobre el tema de la SUNAT en Facebook, que fue noticia en enero de este año y cuyo impacto sigue en la mente de muchas personas con ingresos provenientes de diferentes fuentes.

>LEE: ¿Por qué es importante la orientación al contribuyente?

I. La prensa ha sido sensacionalista

No te olvides que los titulares venden y el análisis tributario de las noticias escasea en nuestro medio. Mantén la tranquilidad en la medida que tu comportamiento como contribuyente de la SUNAT haya sido guiado por un abogado y/o contador tributario.  

II. Facebook no es el fin

No debes de perder de vista la misión institucional de la SUNAT, que es lograr una recaudación suficiente para los fines políticos del gobierno nacional de turno. Por lo tanto, el Facebook para la SUNAT es una variable más a tener en cuenta en su análisis de perfiles de comportamientos evasores. 

III. Todo es psicológico

No creas que la SUNAT te va emplazar con todas sus armas para probar que ha descubierto tu comportamiento evasor. La SUNAT recurrirá a la inducción del pago voluntario de más impuestos, en base al poder de convencimiento e “información más fina” con que van a contar “ahora” los inspectores tributarios de SUNAT.

IV. Confía en tu asesor tributario

Es sabido que a la SUNAT no le conviene muchas veces que te asesores con especialistas en la materia, porque son justamente los abogados y/o contadores tributarios quienes, con su conocimiento en Derecho Constitucional, Tributario y Administrativo pueden advertir situaciones contrarias a la ley por parte de la SUNAT y aconsejar al contribuyente en la toma de sus decisiones tributarias.

V. Es cuestión de Ética

La SUNAT sabe que su actuación se rige por el Código de Ética, por lo tanto léelo e imprímelo de la página web de la SUNAT para que puedas verificar que el comportamiento de los inspectores, auditores y/o funcionarios tributarios se ajusta a este tipo de normas. Un contribuyente informado y consciente de las normas jurídicas y éticas vale por dos. 

>LEE: Conoce tus derechos si tu negocio es fiscalizado