Finanzas Personales

Cuatro tips para que administres tus gastos diarios

No todo el dinero que ganas debe ser destinado a gastos variables como ropa, vida social, antojos de comida o gadgets. ¡No descuides tus prioridades!

Comparte

Publicado 09 de Noviembre

Cuatro tips para que administres tus gastos diarios
Cuatro tips para que administres tus gastos diarios Cuatro tips para que administres tus gastos diarios

Lector, el trabajo y los estudios traen muchos beneficios a nuestras vidas, pero también generan gastos continuos, ya sea en pasajes, alimentación, fotocopias y otros conceptos.

>LEE: Tres tips para las finanzas personales 

Es importante que administres bien tus gastos, para evitar problemas desagradables como sobreendeudarse o quedarse sin dinero en medio de un imprevisto.

Toma nota de los siguientes consejos para que administres tus gastos de la mejor manera posible:

1. Sé prudente

Recuerda, no todo el dinero que ganas debe ser destinado a gastos variables como ropa, vida social, antojos de comida o gadgets. No descuides tus prioridades como la alimentación y el transporte.

2. Organízate

Arma una estrategia para manejar mejor los gastos de tu día a día. Podrías hacer un presupuesto de gastos personales. Anota en un cuadro tus costos de movilidad (gasolina, taxis o transporte público); alimentación (desayunos, almuerzos) y entretenimiento (cine, fiestas y otros).

Esta labor debe realizarse todos los días y lo ideal es que lo hagas al menos por un mes para que puedas identificar cuánto suman todos tus gastos variables, ya que no todos los días realizas las mismas compras.

3. Atento con los gastos fijos

Para completar tu presupuesto, suma los gastos fijos. Estos son alquiler, agua, luz, teléfono fijo, celular, Internet, etcétera. También recuerda destinar siempre un porcentaje al ahorro.

Realizar esta tarea te dará un panorama de lo que en realidad estás gastando y, en especial, una visión clara de los consumos que puedes reducir en tu vida diaria.

Por ejemplo, puedes trasladarte al trabajo con uno de tus compañeros o vecinos algunos días de la semana.

4. No desperdicies y ahorra

Otra alternativa es preparar tu almuerzo en casa, por lo menos tres días de los cinco que trabajas y aprovechar al máximo tu despensa. No dejes que se desperdicien productos por no haberlos consumido a tiempo.

En caso debas almorzar en la calle, proponle a tus compañeros de trabajo ir a lugares más económicos.

 >LEE: Cómo hacer un plan para ahorrar dinero