Finanzas Personales

¿Cómo cuidar tus finanzas luego de los gastos escolares?

Iniciaron las clases y las familias peruanas están más calmadas en relación a las compras de la campaña escolar. Sin embargo, muchos desean recuperarse después de estos gastos. ¡Descubre a continuación algunos consejos para cuidar tu dinero!

(Foto: La República)
(Foto: La República) (Foto: La República)

Según la consultora Global Research Marketing (GRM), las familias peruanas proyectaron gastar en promedio S/1,353 soles por cada hijo que volvía al colegio. Este no es un monto pequeño, por lo que muchas familias pondrán énfasis en el cuidado de su dinero en los siguientes meses.

>LEE: Cinco consejos para tener finanzas sanas todo el año

Por este motivo, PQS recopila algunas recomendaciones que deberías tener en cuenta para que tus finanzas no sufran luego de la campaña escolar.

  1. Establece un plan de ahorro

Lo esencial es que en la familia se establezcan metas concretas y viables, con el fin de progresivamente recuperar lo que se gastó en útiles, uniforme, matrícula, etc. Por ejemplo, podrías analizar si estas pagando mucho por un servicio o si alguno de los integrantes de la familia recibirá un ingreso extra durante estos meses.

  1. Analiza tus gastos

Para lograr tu objetivo, es recomendable que priorices tus egresos fijos y reduzcas tus “gastos hormiga”. En este punto, podrías elaborar una lista con tus gastos en vivienda, transporte mensual y algunas compras de vestimenta o salidas a la calle con el fin de asignar cierto monto a todas las actividades que realizamos.

  1. Prioriza tus deudas

Si la campaña escolar te dejo deudas, es importante que ajustes una gran parte de tu dinero a esto, debido a que si la pagas rápido, podrías obtener algún descuento o reducir tu gasto en el largo plazo.

  1. Actualiza tu presupuesto

Después de analizar los tres puntos anteriores, es necesario que mantengas tus fondos en constante actualización con el fin de observa cuánto estas ahorrando cada mes. (Y si no tienes, elabora uno).

>LEE: Créditos mancomunados: qué son y qué beneficios traen a las parejas