Finanzas Personales

Conceptos clave sobre el uso correcto de la tarjeta de crédito para millennials

El ABC Banca del BCP explica algunos términos financieros que todo millennial debe entender para que el plástico se convierta en un aliado y no en un dolor de cabeza para sus finanzas.

Los millennials se caracterizan por un alto uso de la tecnología. En ese sentido, a la hora de realizar compras prefieren hacerlo por Internet, convirtiendo a la tarjeta de crédito en su medio principal de pago. Sin embargo, es importante que la usen de manera responsable, gastando de acuerdo a sus ingresos y sin sobreendeudarse.

>LEE: Conoce el método de ahorro japonés que te ayudará a gestionar tu dinero

Para lograrlo, el ABC Banca del BCP explica algunos términos financieros que todo millennial debe entender para que el plástico se convierta en un aliado y no en un dolor de cabeza para sus finanzas:

1. Fecha de cierre

Conocida también como fecha de corte o facturación. Es el día en el que se emite el estado de cuenta con todas las operaciones realizadas hasta esa fecha. Por ejemplo, si tu cierre es el 10 de cada mes, tu estado de cuenta registrará los consumos realizados entre el día 11 del mes previo y el 10 del mes actual.

En ese sentido y con la finalidad de evitar sobreendeudarte, te recomendamos que cada vez que realices una compra tengas presente esta fecha, ya que si sabes que tu monto a pagar del mes será mayor al que tenías presupuestado, lo mejor será esperar unos días para comprar.

2. Fecha de límite de pago

Indica el último día que tienes como plazo para hacer el pago de tu tarjeta de crédito. Intenta no esperar hasta esta fecha para recién cancelar la deuda del mes, pues podría suceder algún contratiempo que te dificulte hacerlo.

Ten en cuenta que si cancelas después de esta fecha, asumirás cobros adicionales debido a la penalidad que se genera por pago atrasado. Es importante que la fecha límite de pago sea cercana al día en que recibes tu salario mensual, así podrás cumplir con tu obligación sin inconvenientes.

3. Tasa de Interés Efectiva Anual (TEA)

Es el interés anual que cobra el banco por el uso de la tarjeta de crédito o préstamo que está otorgando al cliente. A mayor TEA más costará el préstamo y se tendrá que pagar una cuota mensual más alta. Recuerda que debes procurar elegir el menor número de cuotas para que los intereses sean más bajos.

4. Seguro de desgravamen

Todas las tarjetas de crédito cuentan con este seguro que sirve para que, en caso de fallecimiento o discapacidad permanente, este cubra la deuda que tengas.

5. Tasa de Costo Efectivo Anual (TCEA)

Es costo total de tu préstamo, es decir, incluye los intereses, gastos y comisiones que son usados para calcular la cuota de pago mensual. Esta tasa está compuesta de la TEA, el seguro de desgravamen y cargos mensuales, dependiendo de la entidad financiera. La TCEA te permitirá conocer cuánto cuesta realmente el uso de la tarjeta de crédito.

>LEE: Apps para que manejes bien tus finanzas personales