Emprendimiento

Cómo utilizar la inteligencia emocional para superar momentos difíciles

Nelson Portugal, consultor de desarrollo personal, compartió con PQS los cuatro estabilizadores que todo emprendedor debe cultivar para atravesar cualquier estado emocional complicado en su vida.

La pérdida de un trabajo o el fracaso de un negocio pueden hacer que un emprendedor sienta que no existen soluciones, que todo está perdido e incluso determinar el cierre de un próspero emprendimiento. Esto ocurre porque la mayoría de personas no hemos desarrollado nuestra inteligencia emocional.

>LEE: Charles Chaplin: el poema sobre inteligencia emocional que no puedes dejar de leer

Nelson Portugal, consultor de desarrollo personal, refiere que la clave para no derrumbarse ante una situación complicada es aprender a identificar y cultivar nuestros estabilizadores emocionales. Según el especialista, “debemos ser conscientes de que la vida es incierta y que las cosas buenas en algún momento van a terminar”.

“Los estabilizadores emocionales te permiten convertir lo que antes te asustaba, en algo que te emociona y te impulsa a encontrar una solución”.

El problema está en que nadie nos enseña a lidiar con esa incertidumbre y terminamos sin saber cómo actuar cuando algo o alguien impacta en nuestra rutina.

En este sentido, explica que existen cuatro estabilizadores emocionales que toda persona debe cultivar para saber cómo afrontar momentos difíciles en la vida:

1. Familia

Algo básico, pero que algunas personas no consideran. “La mayoría de emprendedores ha venido a Lima en busca de oportunidades, su familia se encuentra lejos; o tal vez sus padres son separados y no tienen tiempo para pasar un tiempo familiar”, refiere.

Es importante saber que una persona que no tiene lazos familiares sólidos será más propensa a desequilibrarse emocionalmente y hacer menos eficiente en sus labores diarias.

Para Portugal, nunca es tarde para generar un contacto con nuestra familia, por ello aconseja  “llamar, perdonar, saludar y tener una relación sana que te va permitir brillar en la vida personal y profesional”.

2. Círculo de amigos

Ese grupo de amigos que sabes que siempre va estar ahí, en los buenos y malos momentos. “Las personas se han enfocado en cultivar su vida profesional y se han olvidado de mantener sus relaciones. Muchos dicen ‘no puedo salir porque tengo mucho trabajo’, cuando en realidad si salieran serían más eficientes en su trabajo”, indica.

3. Propósito

El tercer estabilizador emocional tiene que ver con sentir que puedes aportar a que algo sea mejor. Por ejemplo, un trabajo en el que sientas que estás dando tu máximo potencial.

“El problema es que las personas suelen estar en roles o posiciones que no les permiten aumentar sus capacidades. Una de las frases que más utilizan los emprendedores peruanos es ‘yo ya no debería estar haciendo esto’ pues sienten que ya deberían estar en otro nivel”.

La clave está en saber que cada actividad que realizas es importante y tiene un propósito para lograr algo más grande.

4. Espiritualidad

Según Nelson Portugal, también es importante tener una conexión con algo más que tu cuerpo, independientemente de la religión que se practique. 

“Lo ideal es que cultivemos estos cuatro estabilizadores para salir de cualquier estado emocional difícil, para que cualquier problema sea solucionable”, finaliza.

>LEE: ¿Por qué es importante que los emprendedores tengan inteligencia emocional?