Emprendimiento

¿Problemas en tu negocio? Tres preguntas que te ayudarán a resolverlos

Para solucionar ese contratiempo que tanto te aqueja debes estar dispuesto a cambiar lo que estás haciendo y mejorar.

Comparte

Publicado 12 de Septiembre

Cada paso para afrontar un problema es un reto. (Foto: Freepik)
Cada paso para afrontar un problema es un reto. (Foto: Freepik) Cada paso para afrontar un problema es un reto. (Foto: Freepik)

A diario pasamos por diversos problemas no solo en los negocios, sino en la vida en general; y en lugar de buscar una solución, nos empeñamos en hacernos las cosas más difíciles. Sydney Finkelstein, director del Centro de Liderazgo de la Escuela de Negocios Tuck, en el Dartmouth College, publicó en el portal de la BBC cómo resolverlos respondiendo a tres interrogantes.

1. ¿Realmente estás dispuesto a cambiar lo que has estado haciendo hasta ahora?

El especialista considera que si no podemos responder con un “SÍ” contundente a esta pregunta, no conseguiremos nada. Muchas organizaciones se quedan estancadas por miedo al cambio. Un ejemplo son las compañías de taxis del mundo entero que se negaron a ofrecer un mejor servicio a un precio menor, situación que fue aprovechada por Uber y otras empresas que hicieron su aparición y se llevaron parte de su negocio.

>LEE: ¿Qué hacer para que una empresa sobreviva a las turbulencias financieras?

2. ¿Puedes pensar en una mejor estrategia o idea que el status quo?

Finkelstein señala que a pesar de que estés dispuesto a cambiar, es necesario encontrar una solución al problema pero no debes demorar demasiado. Ejemplo: Hace tiempo se sabía que las descargas digitales serían la mejor solución para la gente, en lugar de ir a una tienda de DVDs, pero Blockbuster, a pesar que tenía varias opciones (comprar Netflix cuando aún era un negocio pequeño, crear su propio Netflix), optó por quedarse como estaba. Al final colapsó.

>LEE: Estas personas no triunfan en el ámbito laboral

3. ¿Puedes ejecutar la solución elegida?

Si no puedes ejecutar tu idea estratégica de nada servirá el trabajo realizado. Ejemplo: Blockbuster creó una pequeña unidad diseñada para replicar Netflix, pero esta murió pronto en una cultura corporativa que sólo conocía un modelo de negocio.