Emprendimiento

Cinco lecciones de negocios del origen de McDonald’s

“Hambre de poder” es la película basada en la vida de Ray Kroc, el hombre que logró convertir a McDonald’s en una de las franquicias más grandes del mundo. El filme se estrena en Perú este 13 de abril y tiene varias lecciones de éxito para emprendedores.

Comparte

Publicado 17 de Marzo

Este 13 de abril se estrena “Hambre de Poder”, película protagonizada por Michael Keaton que relata la historia de Ray Kroc, el empresario que logró convertir un pequeño negocio de hamburguesas en la multinacional de comida más grande del mundo.

>LEE: Emprendedores exitosos que crearon su empresa después de los 40

Aunque los creadores fueron los hermanos Dick y Mac McDonald, el real responsable del tremendo éxito de la compañía fue Krock, quien se dedicaba a la venta de máquinas para hacer malteadas.

Un día un pequeño restaurante en California pidió a Kroc ocho de sus máquinas. Intrigado por la cantidad de la orden, decidió ir personalmente a conocer el negocio y fue así como llegó a McDonalds. Kroc intentó convencer a los hermanos de abrir nuevas franquicias por todo EE.UU., pero la falta de ambición de estos hizo que se negasen, por lo que él mismo se ofreció a hacerlo. Con 52 años de edad, Ray Kroc empezaría a gestar el comienzo de esta historia de éxito.

Además de ser una apasionante historia de negocios, las cifras actuales de McDonald’s demuestran lo visionario que fue el protagonista de este filme. De acuerdo con el reporte a 2016 de la cadena, actualmente cuenta con más de 36 mil establecimientos de hamburguesas que dejaron ingresos netos por casi 1,200 millones de dólares.

Alto Nivel, elaboró una lista de consejos para hacer negocios basados en la historia de Ray Kroc y el origen de McDonald’s:

1. Si el mercado no sabe qué quiere, invéntalo

Cuando Ray Kroc conoce a los hermanos McDonald queda impresionado de cómo crearon un método para cocinar hamburguesas en minutos, además de que redujeron costos al quitar varias cosas de su menú, platos y otros insumos poco indispensables.

Fue en ese momento cuando la comida rápida empezó a tomar auge, aunque al principio tomó tiempo para que este esquema se hiciera popular.

2. Cuida tu reputación

Kroc tuvo varios problemas para lograr vender las primeras franquicias de McDonald’s ya que anteriormente había probado con varios negocios fraudulentos y embaucó a más de uno. Asimismo, al momento de pedir financiamiento para iniciar sus planes de negocio, se encontró con varios obstáculos financieros y tuvo que hipotecar su casa debido a que no generó confianza previa.

La reputación del empresario es valiosa al momento de cerrar nuevos negocios con socios, proveedores o clientes, por lo que es importante no quedar mal en ningún momento.

3. Valora tus activos invisibles

“Ese glorioso nombre McDonald’s… es fabuloso, todos quieren ir a un lugar que suena tan bien”, menciona el protagonista. Ese nombre junto con el distintivo de los Arcos Dorados característicos de la empresa, fueron activos que en su momento los hermanos McDonald no valoraron y que posteriormente se volvieron el ícono de este negocio.

4. Negocia a tiempo

Poco antes de que Kroc adquiriera los derechos y la propiedad de los restaurantes McDonald’s  tras varias demandas, los hermanos tuvieron la propuesta de obtener una ganancia extra por un acuerdo que incluía un apretón de manos y pago de regalías de 1 por ciento.

Sin embargo, ambos rechazaron este acuerdo y perdieron la oportunidad de tener ganancias de por vida por no ceder a una negociación informal. Cada uno se llevó 1 millón de dólares por la venta de su empresa.

5. Persistencia

Esta es la clave de cualquier proyecto. Según la película, muchos empresarios pueden tener educación o talento, pero pocas personas lo mezclan con persistencia. “¿Cómo un hombre acabado de 52 años que vende máquinas para hacer malteadas construye un imperio de restaurantes? Una palabra: persistencia”, dice el personaje en el tráiler.

Tuvo que pasar una década para que Kroc pudiera conseguir financiamiento, refinar las franquicias, crear su negocio de bienes raíces para la instalación de restaurantes y hacerse de nuevos socios para poder, finalmente, adquirir la cadena por 2.7 millones de dólares en 1961. Esa persistencia lo volvió millonario.

>LEE: Zonngo: app peruana busca democratizar el uso de medicamentos genéricos y de marca