Emprendiendo

¿Eres tímido? Cinco consejos para superarlo

No hay un remedio mágico para ser extrovertido de la noche a la mañana. Debes lanzarte a la aventura, enfrentar aquello que tanto temes.

Comparte

Publicado 04 de Octubre

Debes lanzarte a la aventura, enfrentar aquello que tanto temes.
Debes lanzarte a la aventura, enfrentar aquello que tanto temes. ¿Eres tímido? Cinco consejos para superarlo

Muchas veces estamos en situaciones de presión social y no sabemos cómo manejarlas, o sabemos cómo pero simplemente no podemos hacerlo. Nos paralizamos, empezamos a sudar y las oportunidades se escapan, haciendo que cada vez tengamos menos fe en nosotros mismos.

>LEE: Seis podcasts que debes escuchar para convertirte en un as del emprendimiento

Tranquilo, no estás solo. A muchas personas les sucede eso. Las causas pueden ser muy variadas, como ansiedad, pánico escénico, miedo, vergüenza... Cuando te pase esto y sientas que no puedes caer más bajo, puedes repetirte estas frases de motivación para cuando crees que todo está perdido. ¡Te subirán el ánimo pronto!

Sin embargo, no estarás solucionando tu situación solo con eso. Debes tener una buena disposición para intentarlo de nuevo, sí. Pero también debes tener en mente algunas técnicas para no ceder de nuevo ante la presión, y son las que vas a conocer justo ahora.

1. Cree en ti mismo

Pensarás que esta es una frase un poco rayada, pero es el mejor consejo que te puedo dar. Muchas veces ese miedo viene de algún rechazo que tuviste en el pasado, o de algo que te inventaste tú mismo.

Estoy segura de que eres una persona maravillosa, llena de ideas valiosas y que puedes ayudar, guiar y sorprender a muchas personas si tan solo tuvieran la oportunidad de conocerte.

Dales ese privilegio a los demás, de entablar una conversación contigo, de dejarles conocer un poco más de tu mente y tus pensamientos. Verás que poco a poco irás creando mayor confianza en ti mismo y estarás más dispuesto a entablar una conversación, a hablar en público, a ofrecerte para eventos, y muchas puertas se irán abriendo ante ti.

2. Toma notas

Si tienes alguien a quien admiras, una opción es observar a esa persona y copiar algunas de sus actitudes. Por ejemplo, cómo habla en público, cómo baila, cómo canta o toca un instrumento en el escenario… Cualquier cosa buena que puedas aprender será infinitamente útil para ti.

No tiene que ser necesariamente alguien famoso que apenas hayas visto en la tele, sino que puede ser desde un amigo o familiar hasta un profesor o jefe. Si eres muy cercano a esa persona, hasta podrías contarle un poco de tu situación y pedirle consejos. Podrías descubrir que pasó por un caso muy similar al tuyo.

Recuerda evitar las comparaciones, puesto que cada persona es diferente y se desenvuelve de manera particular en cada situación.

3. Tu cuerpo habla por sí mismo

¿Alguna vez has visto a un líder o una persona influyente caminar jorobado, mirando al suelo, comerse las uñas, morderse los labios o con actitudes similares? Claro que no. Todos irradian una confianza y una seguridad que no puede ser fingida. Y eso se nota desde el momento en el que los ves.

¿Por qué? Porque el lenguaje no verbal a veces dice mucho más que las palabras. No dejarás la timidez si no te lo crees de verdad, y debes reflejarlo en todo momento.

Basta de mirar a tus zapatos, no tienen nada malo. Mantente siempre con la espalda derecha, mirando al frente, casi con actitud altiva, y sonríe, o intenta tener expresión amigable. Tampoco cruces brazos y piernas, pues indica que estás cerrado o renuente.

4. Todas las personas son posibles amigos o colegas

No pienses que las personas te van a comer, ni nada por el estilo. A veces tenemos tanto miedo de que nos rechacen o de que nos juzguen que perdemos muchas oportunidades.

Mucha gente está dispuesta a dialogar y a ser amigable, incluso tus jefes, profesores y demás. Muéstrate como un igual pero sin perder el respeto nunca, así te sentirás más en confianza.

5. Lánzate a ello

Lamentablemente, no hay un remedio mágico para ser extrovertido de la noche a la mañana. Debes lanzarte a la aventura, enfrentar aquello que tanto temes. Cuando lo hagas y veas que te fue mejor de lo que pensabas y que no fue tan difícil, tu autoestima irá creciendo y adquirirás mayor seguridad en ti mismo, que es la clave para dejar atrás la timidez.

Ve a fiestas, reuniones, habla en público, intervén y da tu opinión cuando sientas que tienes algo bueno que aportar.

Gananci afirma que para superarte a ti mismo, debes luchar por ello con todo lo que tengas. Debes buscar oportunidades y creer en ti mismo más que en nadie más. Así que, ¿qué te está separando de tu sueño?

>LEE: Cuatro consejos para lidiar con un jefe de carácter complicado

<