Emprendiendo

¿Tienes lo que se requiere para ser un emprendedor?

Se denomina emprendedor a aquella persona que identifica una oportunidad y organiza los recursos necesarios para cogerla.

Comparte

Publicado 01 de Diciembre

Un emprendedor ve una oportunidad donde otros ven un problema. (Foto: Blog Emprendiendo)
Un emprendedor ve una oportunidad donde otros ven un problema. (Foto: Blog Emprendiendo) Un emprendedor ve una oportunidad donde otros ven un problema. (Foto: Blog Emprendiendo)

No es algo nuevo o sorprendente que las personas se quejen de sus trabajos, no estén conformes con sus salarios, con las actividades que realizan o con el tiempo que le dedican a la empresa que los emplea. Lo que sí es menos común, es que esas mismas personas hagan algo al respecto, ya que normalmente esas quejas se quedan en temas de conversación recurrentes sin que devenguen en nada productivo.

Dentro de nuestra naturaleza es normal que a veces nos sintamos incómodos por situaciones que ocurran a nuestro alrededor, pero si nuestra manera de abordarlo es engancharnos en la incomodidad y además, verbalizarla repetidas veces, esto pasa a convertirse en una actitud dañina. Según Gananci, mientras más positivo eres, más probabilidades hay de que alcances el éxito en lo que te propongas.

Si tienes algún compañero de trabajo cuyo hobbie es quejarse de la empresa o tú mismo te la pasas diciendo que estás inconforme con tu empleo actual, mira a continuación si tienes lo que se requiere para dejar ese trabajo y volverte un emprendedor, o por el contrario, lo mejor para ti es buscar empleo en otro lugar o hasta quedarte ahí mismo. [Foto: Getty Images]

Un emprendedor ve una oportunidad donde otros ven un problema

Muchas veces cuando surge un problema en el trabajo, los empleados buscan a su superior para que lo resuelva. Incluso cuando ellos pueden tener los conocimientos para la resolución de dicho conflicto, a veces solo que no lo hacen porque “no les corresponde”.

Una persona con buena actitud, con ganas de superarse a sí mismo y de alcanzar su mayor potencial, usa estos pequeños tropiezos como oportunidades para aprender, demostrar su valía y adquirir experiencia.

Si tú te quejas con tu jefe y colegas cada vez que tienes un problema en el trabajo, entonces lo del emprendimiento no es la mejor opción para ti, ya que cuando empieces el camino por tu cuenta te desilusionarás cuando veas la cantidad de obstáculos que se pueden presentar. [Foto: Freepik]

Un emprendedor se arriesga

A las personas que tienen mucho tiempo trabajando como empleados, se les puede dificultar un poco más dejar la estabilidad de un sueldo fijo y una figura jurídica mayor que les respalde.

Si no estás dispuesto a tomar las riendas y responsabilidad total por tu futuro financiero, es mejor seguir trabajando para alguien más. Además, hay que decir que esto no está mal, hay personas que prefieren la seguridad sobre la independencia -por diferentes razones- y es absolutamente respetable.

Un emprendedor se capacita en diversas áreas

Los empresarios experimentados, saben que el riesgo de emprender es alto, por lo que hay tomar medidas para disminuirlo, entre esas medidas es la capacitación acerca del área donde pretenden invertir (no solo dinero, sino tiempo y energía). Para ampliar esta información, mira por qué debes capacitarte antes de emprender. [Foto: Pixabay]

Un emprendedor tiene visión

Este tipo de personas son aquellas que aspiran mucho más a lo que tienen actualmente. No se trata de avaricia, sino de ambición sana. Un emprendedor sabe que puede tener más si se esfuerza, si está dispuesto a sacrificar algunas cosas para obtener otras mayores.

Sabe que irse por su cuenta tiene ventajas, así como desventajas, pero cuando toma una decisión, se mantiene firme con los ojos en la meta.

Un emprendedor no se toma las cosas personales

Si entre las cosas que te molestan de tu trabajo están los chismes o la manera en que tus compañeros te tratan, es importante que sepas que así te quedes ahí o vayas a algún lado nuevo, siempre habrá personas odiosas que dirán cosas que a ti no te agraden.

La solución no es que los demás cambien, es que tú sepas que no puedes controlar las opiniones a tu alrededor y que puedas crear una piel gruesa que se base en el segundo acuerdo de Miguel Ruiz: no te tomes anda personal o lo que es igual “Lo que el otro dice de ti, dice más de sí mismo que de ti”  

Si crees que tienes estas cualidades que se necesitan para emprender, ponlas en práctica y deja el trabajo que no te agrada. Pero si crees que aún te falta mucho, sigue desarrollándote como persona de manera positiva y dejando la crítica de lado porque lo que esta hace es restarte energía y no soluciona nada, por el contrario, también afecta negativamente a las personas a tu alrededor.

 

Lee también: