Emprendiendo

Diez estrategias para emprender e innovar con éxito

"Da un recorrido por otras compañías y trata de conocer sus historias de éxito. Podrías adaptarlas en tu negocio".

Comparte

Publicado 07 de Abril

Diez estrategias para emprender e innovar con éxito
Diez estrategias para emprender e innovar con éxito Diez estrategias para emprender e innovar con éxito

Para cada empresa, no importa si es grande o pequeña, e incluso para cada individuo, ser innovador trae innumerables ventajas ya que podemos tener montones de ideas nuevas que nos permitan hallar soluciones a algún problema que se presente en nuestra jornada de trabajo.            

Sabemos que no es un asunto sencillo, sobre todo por la tecnología que en ocasiones necesitamos para desarrollar una idea, o simplemente por tener que manejarnos bajo un presupuesto operativo.

También es cierto que cuando se trata del recurso humano, la dificultad se eleva debido a que cada individuo tiene distintas capacidades y depende de la integración que tengan los mismos para lograr trabajar en armonía, y así cada proyecto pueda desarrollarse satisfactoriamente.

A pesar de que sugerir ideas sea sencillo, ponerlas en ejecución es lo complejo. Podemos referirnos a la idea de fabricar vehículos que no contaminen el ambiente. Esto ha querido hacerse desde hace unos 80 años, pero la puesta en práctica no ha sido tan fácil de lograr.

Poder llevar a cabo las ideas depende de muchos factores internos y externos. Aquí es donde entran en juego los avances de la tecnología, el interés económico y social de la industria automotriz para cambiar su modelo de producción y poder ajustarse al mismo.

Si se diseñan nuevos programas computarizados para operar los automóviles sin intervención humana o si se fabrican baterías de mayor potencia, se estarían innovando los procesos y a su vez mejorando la efectividad de los mismos.

Visto de esta manera, emprender e innovar es un poco complicado, pero siempre se debe partir desde el punto de inicio con una dirección bastante clara. A continuación, te presento una serie de pasos que te permitirán incrementar tu capacidad para innovar:

1. Analiza tu entorno

Da un recorrido por otras compañías y trata de conocer sus historias de éxito. Podrías adaptarlas en tu negocio.

2. Busca un modelo exitoso

Quizás al analizar el funcionamiento de empresas de otras áreas te haga reflexionar sobre las estructuras organizacionales que realmente funcionan y usar las mismas ideas en tu compañía.

3. Deja fluir las cosas

A veces la mejor solución consiste en dejar que las cosas tomen su rumbo natural sin intentar forzarlas. Podemos aprovechar las ventajas de esto y trabajar en las correcciones necesarias.

4. Estudia el mercado

Determina cuáles son tus ventajas frente a la competencia y maximízalas. Si hay algo que está funcionando bien, debes seguir haciéndolo. Y si hay algo que no está funcionando como debe ser, entonces realiza los ajustes correspondientes. Recuerda que mientras más competencia hay, más debemos mejorar los detalles que puedan ponernos en desventaja frente a los demás.

5. Edúcate lo más que puedas

En Internet hay muchos sitios que te ayudarán a desarrollar tus capacidades. Puedes registrarte en un curso en línea de administración de negocios o simplemente ver video tutoriales que enseñen a manejar mejor los negocios.

6. Regístrate en foros especializados

En ellos podrás encontrar información referente al tema que desees, además de la opinión de expertos en el área. Una buena alternativa es activar las alertas de Google para que te enteres de cuando haya información útil.

7. Escucha sugerencias

Si bien es cierto que dos cabezas piensan mejor que una, también es cierto que una lluvia de ideas entre todo el grupo de trabajo puede resultar bastante productivo. Los beneficios de esta técnica es que se pueden escuchar todas las ideas que se le ocurran al grupo y luego hacer descarte de las que no son viables.

8. Consulta a tus clientes

Sabemos que el cliente siempre debe sentirse bien atendido, es por esto que debes saber qué le gusta. La mejor manera de saberlo es a través de encuestas de satisfacción del producto o servicio. También es una excelente idea colocar un buzón de sugerencias en donde el cliente pueda expresar sus comentarios. Es posible que no todo sea bueno, pero podemos trabajar para mejorar las debilidades.

9. Ofrece cosas únicas

Hoy en día es difícil conseguir artículos antiguos en las tiendas y es increíble el alto número de personas que busca este tipo de productos, bien sea para coleccionar o para otros fines. En tal sentido, si hablamos de tener una consola de videojuegos de los años 80 es una reliquia. Puedes tener una sección especial en tu tienda para este tipo de artículos y te darás cuenta de lo exitoso que resultará.

10. Rompe los esquemas

A pesar de que te dediques a un área particular de negocios, en estos tiempos tan cambiantes la mejor opción es expandirse y buscar nuevos horizontes. Sigue haciendo lo que funciona, pero también intenta cosas nuevas. Si tienes una tienda de ropa, puedes vender también calzado. Si tienes una tienda de discos musicales, puedes vender también artículos coleccionables. La idea es no dejarte llevar por la corriente y siempre ir más adelante.

Debes saber que el éxito de cada negocio depende mucho de los clientes que tengas y de la fidelidad de los mismos. Trata de atraer clientes Premium y aprovecha las ventajas que estos te traerán.