Acción Deportiva

Valores que los deportes transmiten a los niños

Cada deporte brinda una gama de valores o características que hacen que quien lo practica potencie sus habilidades y adquiera otras.

Comparte

Publicado 25 de Octubre

Durante años practiqué varios deportes y tuvieron un efecto importante en mí, casi sin saberlo. Mis padres me inculcaron que era necesario seguir al menos uno para encontrar constancia en mis actividades diarias, sociabilice más y estuve más tiempo ocupado en una actividad beneficiosa para mí.

Entre los 10 y 15 años, lo tomé como un gasto de energía innecesario y no supe aprovecharlo. Las clases de tenis no son particularmente baratas y aunque había alcanzado un buen nivel decidí no participar en circuitos semiprofesionales y profesionales.

Sin embargo, no todo es negativo. Los profesores que tuve me enseñaron varias cosas y aprendí que cada deporte puede darte algo distinto si te enfocas lo suficiente. El deporte da el innegable beneficio de sentirse mejor físicamente, pero no le damos el sitio que corresponde en nuestras vidas, desde pequeños, porque no se ve más allá de ello.  Así como existe la teoría del color, donde cada uno significa algo, también cada deporte brinda una gama de valores o características que hacen que quien lo practica potencie sus habilidades y adquiera otras.

La típica historia es del niño que es ‘movido’ en clase y quieren enseñarle a autocontrolarse. Los padres recurren a las artes marciales para enseñarle disciplina, como podría ser karate. Así, hay varios ejemplos. Por ende, podemos inferir que la elección de uno de ellos para nuestros hijos les puede cambiar la vida en adelante significativamente.

Les dejo algunos ejemplos para que puedan tomar una buena decisión:

  • Fútbol: Amistad, trabajo en equipo, toma de decisiones.
  • Voley: Amistad, trabajo en equipo, respeto.
  • Tenis: Retos personales, trabajo en pareja, liderazgo, superación, respeto.
  • Karate: Disciplina, serenidad, autocontrol, respeto.
  • Natación: Perseverancia, superación, coordinación.
  • Atletismo: Perseverancia, superación,  agilidad mental.
  • Rugby: Fortaleza, liderazgo.

Esto, evidentemente, no es estable y debe darse en un ambiente sin conflictos para los más pequeños, siendo los padres quienes motiven constantemente para que recurran a sus clases y que no las abandonen.

>LEE: Los goles que nadie quiere recordar